cubano en una tabla de windsurf

El cubano que llego en una tabla de windsurf

Emprendió la travesía para la que previamente se había entrenado durante nueve meses. Conocía el mar o así lo pensó. Pero le tomaría 3 días completos tocar tierra y sobrevivir.
Tres amigos salieron juntos de Cuba, cada uno en una tabla de windsurf. Uno fue repatriado, el otro llego en 9 horas y Jorge Armando quedo a la deriva por tres días luego de perder la vela. Hoy reside en los EU y puede contar su historia.
Había salido de Cuba el 18 de febrero de 2014, con solo una tabla de surf, una brújula de mano, una botella de agua y 10 caramelos. Así comenzaba su viaje hacia los Estados Unidos en busca de una vida mejor para él y su familia.
Ni los más experimentados marineros le pierden el respeto al mar. No basta con tener conocimientos marinos porque en estas empresas es el azar o suerte lo que al final marca el destino. Algo así como echarse un poco a la buena de dios, o “salir a buscarla”.
No son para nada un juego las corrientes del golfo, el mar en aguas profundas puede ser muy traicionero e inestable y es sin dudas una experiencia traumática para muchos, experimentar desde una pequeña embarcación el oleaje en alta mar. Es como subir por una pendiente de agua feroz para luego descender de la misma adentrándote en un profundo abismo de mar. Capaz que logras ver nuevamente al cielo emerger en alguna de las subidas de esa cabalgata salvaje, pero es muy posible que la inseguridad del instante te haga perder los nervios y el control, porque en ese momento uno es nada, en la nada.
Pero Jorge Armando cuenta que en su mente nada importaba. Allí solo cabía el pensamiento de su pequeña hija, su balsa de rescate en aquellos días, que le permitió seguir a flote y soportar las inclemencias del tiempo y el destino hasta tocar tierra y ser rescatado por unos pescadores del lugar.
Había fallado en su cálculo de 5 horas y debió sobrevivir en el mar a pequeños sorbos de su botella de agua, soportando el intenso sol del caribe sobre su tabla, deshidratado y alucinando.
Él es uno de los tantos cubanos que ha arriesgado su vida y este es su testimonio en primera persona. 

Reportaje a Jorge Armando Martinez

Leave a Reply

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.