Llega el primer yate estadounidense de lujo a Cuba

El Still Water, un yate de 24 metros y con un valor US$3,2 millones de dolares, arribo a la Marina Hemingway el pasado miércoles en la tarde después de un recorrido de cuatro horas. A bordo del elegante yate había tres miembros de la tripulación y 12 pasajeros ansiosos por ver Cuba antes de que llegue el tan esperado cambio económico y social que esperan ver en el país tras el restablecimiento de las relaciones diplomáticas entre Obama y Los Castro. Llegan también con las expectativas de sondear futuras inversiones en la isla.
El Still Water, es la primera de su tipo que ha visitado Cuba legalmente desde que el embargo comercial de Estados Unidos a Cuba. Los pasajeros del yate viajaron con un permiso de “persona a persona”, una de las 12 clases de excepciones a la prohibición de los estadounidenses de visitar Cuba, que permite viajes con actividades destinadas a cultivar los lazos entre los estadounidenses y los cubanos. No obstante Cuba tendrá que hacer actualizaciones en su infraestructura para recibir turistas de esta índole. Ya que el hotel del puerto donde fueron registrados no tenia las condiciones mínimas para recibir turistas, los baños no estaban habilitados, las camas no se encontraban en buen estado y las comidas eran indeseable. En estos momentos solamente la Marina Hemingway y otro puerto más grande en Varadero, son los unicos en la isla que se encuentran en condiciones de recibir yates de lujo, comento Paul Madden, el agente de yates de Palm Beach que organizó este viaje. Madden se demoró siete meses en conseguir la autorización de EE.UU., la única emitida hasta ahora para un yate chárter y una de un puñado otorgadas a embarcaciones comerciales de pasajeros.
No obstante los inconvenientes, muchos norteamericanos se encuentran con disposición y deseos de visitar la isla, por lo que se espera que el turismo siga creciendo.
Empresas de ferry y líneas de cruceros esperan pronto empezar a ofrecer sus servicios en la isla, llevando a estadounidenses que viajan bajo las excepciones de la prohibición.

Leave a Reply

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.